¿Quieres calentar motores para el verano?

Pues practica esas posiciones sexuales que vuelven loco a la mayoría de los hombres, toma nota.

La Mujer arriba:

Pregúntale a tu chico qué es lo vuelve loco en la cama y el te dirá que darte placer. En esta postura, tu estás en el asiento del conductor, tu llevas el ritmo y tu tienes las manos libres para tocarte lo que quieras. Tus curvas serán su lujo y placer.

El Misionero:

Ahora él tiene todo el control. Sus caderas son libres de hacer todo el trabajo. Si quieres que en algún momento vaya más lento o más profundo, agarra su pelvis y guíalo sin miedo. El mejor sexo es como una conversación y el misionero permite comunicaros en cuerpo y alma.

La Vaquera:

La mujer arriba y de espaldas a él. Esta postura da la perspectiva de “a lo perr”, pero te pone más sexy y al mismo tiempo permite mantener el control. No permite el contacto visual directo eso es cierto, pero se logra un excitante contraste con lo tradicional y romántico, un toque salvaje. Si quieres que te vea, una mirada en retrospectiva le encenderá, mientras tu sigues a lo tuyo.

El Doggie Style o A lo perro:

Entrar desde atrás deja al chico control total de la escena. Así el usará la velocidad mas adecuada para él. Además, permite una penetración mucho más profunda lo que hace que se sienta el rey de la cama.

Stand up o Parados: Que la postura sea más difícil la hace totalmente irresistible. Si te inclina sobre una mesa o contra la cocina como si puede apoyarte tranquilamente contra la pared, esta posición muy espontánea es perfecta para un polvo rápido.